Home

La Autora

Letras Inteligentes

Origen de la Grafologia

Grafología Infantil

Grafoterapia

Cartilla Escolar Grafológica

Experiencias

Medios de Comunicación

Noticias

 

 

 

 

 

 

 

 

Grafología infantil

La escritura infantil, es más difícil de analizar, porque no se aplican las técnicas del mismo modo que en los escritos del adulto. El niño, en los primeros años de aprendizaje, no tiene soltura en el manejo del útil de escritura. Su letra es más simple, porque no posee la riqueza psíquica de los conocimientos adquiridos y asimilados del adulto, pero aún así, se puede determinar, una parte muy importante de su personalidad, empezando por los primeros palotes y garabatos.


Guillermo Thierry Preyer (1841-1897), médico pediatra y grafólogo, profesor de Fisiología de la Universidad de Jena (Alemania), demostró que los monigotes y garabatos que hacen los niños, tenían un valor grafológico positivo.


Minna Becker (1926) fue la primera grafóloga infantil en Alemania, que estudió la escritura de los niños, sus dibujos y garabatos. Esta grafóloga explica, que todo movimiento de expresión, sea de la índole que fuere, incluyendo la escritura, es netamente individual. Esta teoría se confirma observando los garabatos de los niños que aún no saben escribir (3 a 6 años) y demuestra la posibilidad de aplicarla en escrituras, dibujos y garabatos infantiles.


Como dato curioso explica Minna Becker: “Por mi propia observación, recuerdo a un niño de 6 años a quien aún no habían enseñado a leer ni a escribir y cuya mayor delicia era verse en posesión de lápiz y cuartillas, que con extraordinaria rapidez cubría con angulosos garabatos -semejantes a una escritura misteriosa-. Cada grupo gráfico, equivalente poco más o menos a la longitud de una palabra escrita, se terminaba invariablemente, por un fiero rasgo horizontal rematado en aguda punta. Cuando tiempo después le llevaron al colegio, supe que se enzarzaba con todos sus compañeros y solía vapulearlos, demostrando por lo tanto, un carácter de acuerdo con su agresivo grafismo inorganizado y absurdo aún, pero donde se podían ya advertir, las manifestaciones gráficas de su carácter turbulento y agresivo”.


A partir de estos trabajos, a Minna Becker, le surge la idea de que la escritura desde los primeros palotes y garabatos, tiene una significación muy importante, lo que patentiza que la escritura inorganizada es perfectamente analizable en el niño.


Mª Pilar Besumán (1976- hasta la actualidad) grafopsicóloga titulada por la Escuela de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid –España (1980). Está considerada como una de las mayores expertas en grafoterapia, y en España es pionera en la aplicación de esta disciplina en niños y jóvenes. Su aportación más importante a la grafología española ha sido la creación del Método Besman “Aprender a escribir con Letras Inteligentes”, que ha supuesto toda una revolución en el campo de la enseñanza de la escritura infantil. Está basado en el estudio grafológico de todos los rasgos y letras de escritura superior y su objetivo es potenciar la inteligencia, la madurez emocional y las habilidades en la escritura.

Desde 1980 esta profesional ejerce como grafoterapeuta infantil y juvenil. Por su gabinete han pasado más de 2.000 niños a los que les ha enseñado su “Escritura Inteligente”, con la que ha logrado solucionar complicados casos de fracaso escolar, dislexia, introversión, complejos de inferioridad y los problemas afectivos que se detectan en la escritura de los niños